Archivos

Usted está viendo actualmente el archivo January 2007
Categoría: Toxicidad
Un estudio de cohortes reciente sugiere que en personas mayores de 50 años los antidepresivos ISRS duplican el riesgo de fracturas, sobre todo de antebrazo, tobillo, cadera y costillas (Arch Intern Med 2007;167:188-94). Los pacientes tratados con ISRS también presentan un riesgo del doble de caídas, y estos efectos aumentan con la dosis. Estos hallazgos coinciden con los de estudios previos en los que en personas mayores de 65 años el uso de antidepresivos, tanto de tricíclicos como de ISRS, duplica el riesgo de caída y fractura de cadera (Butll Groc 1999;12:5-6).

Dado que estos fármacos son ampliamente prescritos, estos resultados pueden tener un impacto importante en salud pública. Por tanto, cuando hay que tratar a un paciente de edad avanzada con antidepresivos, se debe tener presente este riesgo y recomendar las medidas preventivas adecuadas.

 

Categoría: Toxicidad
En una noticia anterior comentábamos las decisiones de las agencias reguladoras europea y norteamericana a raíz de los casos de hepatotoxicidad asociados al uso de telitromicina. La EMEA anunció que se reforzaría la advertencia sobre reacciones hepáticas que ya constaba en la ficha técnica, y en noviembre pasado se añadió la contraindicación en pacientes con antecedente de hepatitis y/o ictericia asociada al uso de telitromicina (EMEA).

Recientemente, un comité asesor de la FDA ha recomendado que la telitromicina no se debería prescribir en pacientes con sinusitis o bronquitis, y sólo se debería utilizar como tratamiento de segunda línea para la neumonía, porque en estas indicaciones los ensayos clínicos son de no inferioridad y su relación beneficio-riesgo es desfavorable. El comité también recomendó añadir una advertencia sobre el riesgo de insuficiencia hepática, trastornos visuales, pérdida de consciencia y empeoramiento de miastenia gravis.
(Scrip 2006;3219:20).

En un artículo reciente se comenta que la FDA norteamericana ha modificado los criterios de aprobación de los antibióticos y ahora requiere ensayos comparativos con placebo en vez de ensayos de no inferioridad (Lancet Infect Dis 2006;6:751.). Es necesario un consenso entre la autoridad reguladora, laboratorios y promotores con el fin de que no se detenga la investigación y desarrollo en fármacos antiinfecciosos.