Skip to topic | Skip to bottom
Ús terapèutic del cannabis FICF ©
Fundació Institut Català de Farmacologia

Cannabis
[Última revisión: 15 May 2006 - 11:28]

Start of topic | Skip to actions

Uso terapéutico del cannabis: Preparados disponibles

En cuanto a los aspectos farmacocinéticos y farmacodinámicos, tanto la planta entera como los cannabinoides purificados presentan ventajas e inconvenientes. El uso de la planta entera y sus extractos permite la administración de los múltiples componentes que son presentes y que modulan la acción del THC. Así por ejemplo, el cannabidiol tiene efectos sedantes y antagoniza la ansiedad inducida por el THC, lo que no sucede con lo derivados purificados. Por otra parte, el uso de la hierba cruda dificulta la dosificación estandarizada dado que la cantidad de cannabinoide depende del tipo de planta y de la forma de inhalación en el caso de que se administre por vía inhalada. Los productos sintéticos no presentan este inconveniente, pero no tienen todos los efectos terapéuticos atribuidos a la hierba. Los extractos estandarizados de cannabis tienen todos los componentes de la planta y un contenido conocido de principios activos que facilitan la dosificación.

La hierba del cáñamo se puede consumir fumada o por vía oral. La cantidad de marihuana absorbida depende de la vía de administración. Por inhalación de humo, la absorción es rápida y los efectos se inician en pocos minutos, y son completos antes de media hora. Cuando se come, los efectos se inician entre ½ ½ h después de su ingestión y duran de 2 a 6 h.

Para ingerirla por vía oral, debe disolverse el THC (que es muy liposoluble) en una grasa. Como dosis inicial, debe deshacerse un cogollo, en cantidad equivalente a ¾ de una cucharadita rasa de café, y retirar las ramillas; esto se añade a un poco de aceite o mantequilla tibios, se mezcla unos segundos y se ingiere mojando pan o añadiéndolo a un plato habitual. El preparado de aceite o mantequilla se puede guardar para ocasiones posteriores.

El contenido de principios activos de la marihuana es variable y depende del lugar y de las condiciones de cultivo, de recolección y desecación de la planta, así como de la parte de la planta de donde se extrae el producto (los brotes florales femeninos o cogollos tienen más principio activo). Además, el efecto de la marihuana, sobre todo comida, es variable de una persona a otra. Por este motivo, se hace difícil recomendar una dosis estándar. Cada paciente debe encontrar su dosis. Se recomienda iniciar el tratamiento por vía oral con dosis pequeñas(¾ de una cucharadita rasa de café) y aumentar la dosis o reducirla en función del efecto terapéutico buscado y los efectos indeseados. Por vía inhalada la dosificación es más fácil porque los efectos son más inmediatos y duran menos, pero esta vía debería reservarse para aquellos pacientes en los que el beneficio terapéutico es superior que los efectos perjudiciales del humo (por ejemplo, en pacientes con cáncer terminal). Por vía oral el efecto puede durar más, y se puede repetir la dosis, si es necesario, cada 6 h.

Actualmente hay dos grupos en Europa que han desarrollado extractos de cannabis para propiedades de investigación. En el Institute for Oncological and Immunological Research en Berlín, producen cápsulas de extractos de cannabis en un vehículo oleoso (Cannador®). Actualmente hay proyectos clínicos en curso en Alemania, Suiza, Austria y el Reino Unido con este producto. No obstante, no sabemos si este producto ha pasado todas las fases de desarrollo clínico.

GW Pharmaceuticals es una empresa privada británica que ha desarrollado extractos de cannabis para administración sublingual y en la mucosa oral (Sativex®). Actualmente tiene ensayos clínicos en fase III en varias indicaciones (véanse los apartados Indicaciones: Dolor y Indicaciones: Neurologia). Recientemente la Agéncia Reguladora de Medicamentos Canadiense se ha mostrado favorable en aprovar el Sativex® para el tratamiento del Dolor neuropático en pacientes con esclerosis múltiple que no responden a los tratamientos habituals.

Desde septiembre de 2003 se dispensa bajo prescripción médica la hierba cruda (marihuana) en las farmacias holandesas con el nombre comercial: Bedrocan® (con un 18% de THC y un 0,8% de CBD). Se dispensan en potes de 5 g. Las indicaciones aprobadas de ambos productos son los siguientes: pacientes con esclerosis múltiple, náuseas y vómitos secundarios a la quimioterapia y a la radioterapia, dolor neuropático crónico, tratamiento paliativo para pacientes con cáncer y sida y en el síndrome de Gilles de la Tourette, para pacientes que no responden o no toleran los tratamientos de referencia para cada una de las indicaciones. La administración del producto se hace por vía oral como infusión y por inhalación con nebulizadores. Este producto se puede exportar a otros países.

El dronabinol o THC disuelto en aceite de sésamo en cápsulas de 2,5 mg, 5 mg y 10 mg (Elevat®, Marinol®, Ronabin®) está comercializado en Canadá, Israel, Reino Unido, Sudáfrica y Estados Unidos. Está autorizado para la prevención de náuseas y vómitos secundarios a quimioterapia que no han respondido a los antieméticos habituales y para el tratamiento de la anorexia en pacientes con sida. La dosis recomendada como antiemético es de 5 mg/m2 al día inicialmente (en 4-5 tomas), con incrementos de 2,5 mg, hasta un máximo de 15 mg/m2 al día. Para el tratamiento de la anorexia en el sida, se recomienda empezar con 5 mg al día (en 2 tomas) que se pueden aumentar hasta un máximo de 20 mg al día. Los precios varían según el país: en Estados Unidos, 5 mg de dronabinol cuestan 5 $ y en Alemania, donde se consigue como medicación extranjera, cuestan 38$. La farmacia Bock-Pharmacy de Frankfurt (info@the-pharm.de) fabrica, en colaboración con una compañía farmacéutica, un preparado de dronabinol a un precio más reducido que los demás preparados comercializados (5 mg de dronabinol cuestan 8,8 $, 10 &euro).

La nabilona (Nabilone®) es un análogo sintético del THC, comercializada en el Reino Unido, Canadá, Irlanda y Estados Unidos. Está disponible en España, en cápsulas de 1 mg, como medicación extranjera a través de los servicios de farmacia de los hospitales. Está autorizada para la prevención de las náuseas y vómitos secundarios a quimioterapia que no han respondido a los tratamientos antieméticos de referencia (debe justificarse en la solicitud). Se recomiendan dosis de 2-4 mg al día, pero se pueden dar hasta 6 mg al día, repartidos en tres tomas.

Copyright © 1999-2020 Fundació Institut Català de Farmacologia.
¿Comentarios o dudas sobre esta web? Envia un e-mail.