Skip to topic | Skip to bottom
Ús terapèutic del cannabis FICF ©
Fundació Institut Català de Farmacologia

Cannabis
[Última revisión: 11 Jan 2011 - 13:12]

Start of topic | Skip to actions

Antecedentes y experiencia

Antecedentes

  • mayo de 2001: Los representantes de los cinco partidos del Parlamento de Catalunya firmaron una Proposición no de Ley en la que se instaba al Consejo Ejecutivo a hacer las gestiones necesarias ante las diferentes administraciones para autorizar su uso con finalidades terapéuticas.

    Esta petición fue desestimada por el Gobierno Central. No obstante, se consiguió la importación de un derivado sintético del cannabis (la nabilona) para el tratamiento de las náuseas y los vómitos de la quimioterapia antineoplásica. Estos acontecimientos motivaron el interés de diferentes instituciones sanitarias por el uso terapéutico del cannabis

  • En 2002: La FICF elaboró, a petición del Departamento de Sanidad y Seguridad Social de la Generalitat de Catalunya, un informe técnico sobre la farmacología, eficacia, toxicidad y lugar en terapéutica del cannabis y sus derivados. Paralelamente, se puso a disposición del usuario y personal sanitario un teléfono de información y se hizo un seguimiento y análisis de las consultas recibidas cuyos resultados se han publicado recientemente Med Clin (Barc) 2005; 122: 76-7

La experiencia

El trabajo realizado durante estos tres años pone de manifiesto que hay dos realidades paralelas en torno al uso terapéutico del cannabis:

  • Faltan nuevos ensayos clínicos para que el cannabis pueda ser aprobado por las agencias reguladoras como un medicamento, aunque los estudios realizados hasta el momento sugieren que puede ayudar a paliar los síntomas de ciertos grupos de pacientes entre los que destacan los oncológicos que reciben quimioterapia, y los pacientes con sida, esclerosis múltiple o dolor neuropático que no responden a las estrategias terapéuticas disponibles.

  • A pesar de ser una sustancia ilegal en Catalunya, y también en el Estado español, determinados grupos de pacientes lo utilizan con finalidad terapéutica.
    • La mayoría son pacientes oncológicos resistentes a los tratamientos antieméticos habituales.
    • No obstante, muchos de ellos tiene problemas para ajustar la dosis, es decir, encontrar hierba de calidad con la misma potencia. También tienen miedo a ser estigmatizados y que se les considere adictos a la sustancia. Además, con frecuencia no informan a su médico, lo que crea angustia y desconfianza.

Estas dos realidades alimentan un debate cruzado entre los expertos que defienden esperar los resultados de futuros ensayos clínicos y los que piensan que, aunque debe seguirse investigando, las pruebas de eficacia y seguridad de los cannabinoides son suficientes para aprobar el uso compasivo de esta sustancia en pacientes concretos que no responden a los tratamientos disponibles.

Entre los del último grupo se encuentra el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya que, con el apoyo de instituciones públicas y privadas como la FICF, el Instituto Municipal de Investigación Mëdica y el Colegio Oficial de Farmacéuticos, anunció para el segundo trimestre del 2005 un proyecto piloto de dispensación de cannabis con prescripción médica. En aquel momento, aquellas declaraciones reabrieron el debate sobre si el cannabis tendría o no un lugar en terapéutica en la actualidad.

Esta página web ofrece información contrastada que ciertamente arrojará luz sobre este debate.

Copyright © 1999-2020 Fundació Institut Català de Farmacologia.
¿Comentarios o dudas sobre esta web? Envia un e-mail.